Consumo propio y tráfico de drogas : ¿dónde está el límite?

A raíz de una consulta que hemos recibido en nuestro blog, nos ha parecido interesante traeros esta información, esperamos que os resulte de interés.

La ley de protección de la seguridad ciudadana, conocida también como la ley mordaza, entró en vigor el año 2015. En ella, se regula entre otras cuestiones:

Las multas y/o sanciones por portar, consumir o traficar con sustancias en lugares o establecimientos públicos.

Para que os hagáis una idea, las infracciones se dividen en leves, graves o muy graves. Y a su vez estas dos últimas, consideran diferentes tramos en sus sanciones. (Mínimo, Medio, Máximo).

La LO 4/2015 cataloga como infracción grave el consumir o portar cualquier tipo de sustancia estupefaciente o psicotrópica y establece a nivel administrativo multas que pueden ir desde los 601 hasta los 30.000 €.

Para la imposición de una sanción se tiene en cuenta diversos factores como la gravedad de los hechos, si hay o no violencia o si el infractor es reincidente entre otros. Cuando una persona es reincidente factores como el perjuicio causado o su capacidad económica se tendrán en cuenta para la cuantificación de la sanción.

Cuando el infractor es acusado de “tráfico de drogas” se contempla la pena de cárcel. Estaríamos en este caso inmersos en un proceso penal.

Así podemos distinguir:

  • A nivel administrativo:

Aplicación del artículo 36.16 de la Ley Orgánica 4/2015 sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, que sanciona:

” El consumo o la tenencia ilícitos de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, aunque no estuvieran destinadas al tráfico, en lugares, vías, establecimientos públicos o transportes colectivos, así como el abandono de los instrumentos u otros efectos empleados para ello en los citados lugares.”

Esto quiere decir que está totalmente prohibido consumir o portar cualquier tipo de sustancia en la vía pública, entendiéndose por vía pública cualquier tipo de transporte o establecimiento. Ejemplo: si la policía te sorprende fumándote un porro en la terraza de un bar o en tu coche te pondrá una sanción. Lo mismo te ocurrirá si en vez de estar fumando, te encuentran la sustancia en el bolsillo o cualquier otro lugar.

Como solucionar esta sanción:

Se puede recurrir de forma administrativa, para evitar o reducir la cuantía de la multa. Este hecho puede ser realizado directamente por el infractor, aunque sería bueno realizarlo a través del apoyo de un abogado.

Se puede también solicitar el cambio de la multa económica por trabajos en beneficios de la comunidad (TBC) a petición de un abogado o el fraccionamiento del pago de la misma si se puede demostrar escasez de recursos económicos.

  • A nivel penal:

Nos regimos por el artículo 368.1 del Código Penal que establece:

“Los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a seis años y multa del tanto al triplo del valor de la droga objeto del delito si se tratare de sustancias o productos que causen grave daño a la salud, y de prisión de uno a tres años y multa del tanto al duplo en los demás casos”

Así, una persona que trafique con drogas podrá enfrentarse a una pena de prisión de 3 a 6 años y a una correspondiente sanción económica.

¿Que establece la diferencia entre portar drogas y que estas estén destinadas al tráfico?

La diferencia entre que nos puedan acusar de portar una sustancia a traficar con la misma reside en la CANTIDAD de drogas con las que nos pillen.

La siguiente tabla del Instituto Nacional de Toxicología muestra donde está el límite:

Ejemplo:

Si en un control un policía me pilla con 15 grs de hachís pueden dar por hecho que es para consumo propio ya que entra en el margen de un consumo para unos 5 días. Así, en aplicación de la LO 4/2015 podrá imponerme una multa de 600 euros para arriba.

Si en lugar de 15 grs me pillan con 35 grs, el policía puede entender que esa sustancia estaba destinada al tráfico de la misma, puesto que esa cantidad excede la media establecida para el consumo en unos 5 días. En este caso, serás detenido e imputado por un delito contra la salud pública y podrás enfrentarte a una pena de prisión.