¿Sabes lo qué es tener la carga viral indetectable?


En las anteriores entradas a nuestro blog, hemos hablado de la profilaxis pre-exposición, y nos pareció interesante que conozcáis también que implica tener una carga viral indetectable. A nuestro modo de ver, este estudio puede ayudar a derrocar falsos mitos sobre las vías de transmisión que siguen existiendo hoy en día sobre el virus.


¿Qué es la carga viral?

Es la cuantificación de la infección por el virus del VIH, medir la carga viral nos permite determinar la etapa de la infección en la que se encuentra una persona portadora del mismo.

La carga viral se calcula por la estimación de la cantidad de partículas virales en los fluidos corporales como la sangre.


¿Qué es la carga viral indetectable?

Es cuando la concentración del VIH en sangre es demasiado baja para poder detectarla con una prueba de carga viral (ARN de VIH). A efectos prácticos, se entiende por carga viral indetectable menos de 200 copias/mL. Esto es posible gracias a los medicamentos antirretrovirales (ARV).


¿Qué implica la carga viral indetectable?

Tener una carga viral indetectable implica que:


  • A menos carga viral más células CD4 en nuestro sistema inmunitario. Las células CD4 son, junto con los linfocitos T4, los que protegen a nuestro organismo de contraer infecciones. Por tanto, una persona con carga viral indetectable tendrá su sistema inmunitario más fortalecido y tendrá menos propensión a adquirir una infección oportunista (IO). Asi, conseguirá una mayor calidad de vida.

  • Una persona con la carga viral indetectable no transmite el VIH puesto que no tiene ningún fluido corporal con la capacidad suficiente para transmitirlo. Así lo demuestran diferentes estudios como el estudio PARTNER (2016) y estudios previos como el HPTN-052 u Opposites Attract.

¿En qué consiste el estudio PARNTER 2016?


El objetivo del estudio era determinar el riesgo de transmisión de VIH cuando la carga viral de una persona VIH+ era indetectable gracias al tratamiento antirretroviral (TAR). El estudio se llevo a cabo el 75 clínicas de 14 países europeos (entre ellas el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela)

En el participaron 1.166 parejas serodiscordantes (un miembro de la pareja VIH+ otro VIH-) donde la persona portadora del virus tomaba TAR y tenía carga viral indetectable. Participaban tanto parejas heterosexuales como homosexuales y todas tenían relaciones sexuales no protegidas. La media de edad fue de 42 años.




¿Qué resultados se obtuvieron?

En el estudio se registraron 58.000 encuentros sexuales sin preservativo. En ninguno de estos encuentros se transmitió el VIH de una pareja a otra.

Si hubo 11 personas inicialmente VIH- infectadas pero quedó demostrado que no fue su pareja VIH+ la que les transmitió el virus. Éstas eran parejas abiertas sexualmente y gracias a los análisis filogenéticos del virus (que permiten comparar la estructura genética del mismo) se pudo demostrar que en todos los casos tuvo que ser una tercera persona la transmisora del mismo.

Este estudio pone en tela de juicio la antigua idea de que siempre existe un riesgo de transmisión por el mero hecho de que una persona sea seropositiva y sugiere la idea de que es probable que haya un nivel de carga viral por debajo del cual no se produce transmisión.

Actualmente, se esta llevando a cabo el estudio PARTNER 2 pero sólo con parejas de hombres homosexuales. Está abierto el plazo para participar en dicho estudio que ya está en curso hasta el 2017:

http://www.chip.dk/PARTNER-2

© 2016 Programa SÍSIFO. Fundación Érguete. Creado con Wix.com

  • iconos-01
  • iconos-04
  • iconos-02
  • iconos-03
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now