¿CONOCEIS LOS REGISTROS DE PROHIBIDOS?

El juego en España está regulado a través de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, que regula básicamente la actividad del juego en el ámbito estatal. De este modo, se establece que corresponde a la Dirección General de Ordenación del Juego su autorización, supervisión y control con el objetivo de garantizar el adecuado funcionamiento del sector y la protección de los participantes.

Con este post nos gustaría daros a conocer uno de los mecanismos existentes para el autocontrol que se pude aplicar en el juego como son los registros de prohibidos, regulados tanto en el marco estatal como en el marco de cada Comunidad Autónoma.

¿En qué consiste?

La inscripción en un registro de prohibidos es una medida que consiste en impedir el acceso de la persona inscrita a aquellos juegos respecto de los que la Administración Pública haya determinado la necesidad de realizar la identificación previa del jugador con el fin de hacer efectivo el derecho de los ciudadanos a que les sea prohibida la participación en dichas actividades.

¿Cómo me inscribo?

Tanto la inscripción de alta como la solicitud de cancelación de la misma se realizan a través del Registro de Interdicciones de la DGOJ. La inscripción puede cursarse tanto de forma on-line como presencial. Si se gestiona de forma presencial podrá entregarse la solicitud en cualquier oficina de registro o en comisarías de la policía nacional.

Una vez presentada la solicitud, le llegará a la persona solicitante una carta identificada como “Ministerio de Hacienda” confirmándole el alta. El acceso a esta lista es totalmente confidencial y nadie ajeno al sistema (particulares, empresas, entidades bancarias etc.) tendrá acceso a la misma.

Asimismo, destacar que cada CC.AA establece un plazo mínimo de permanencia, que en el caso de la comunidad gallega es de 12 meses.

Os facilitamos a continuación el enlace del Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego (RGIAJ) donde podréis descargar el formulario y cumplimentar la presentación del mismo vía on-line:

https://www.ordenacionjuego.es/es/rgiaj

Autoprohibiciones como una medida de autocontrol en el juego

Nos gustaría aclarar que la autoprohibición por sí sola no soluciona el problema de la ludopatía, pero combinada con otras medidas de control de estímulos (limitar el acceso al dinero, tarjetas de crédito, evitar lugares de juego etc.) pueden favorecer la abstinencia o el juego controlado. Para ello, es importante que la persona aprenda a detectar cuáles son las situaciones de riesgo y se entrene en su afrontamiento.

Buena semana!